Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Comentario - Eucaristía del
- A
+ A

El Padre Dios se revela misericordioso a todos, pero los sabios de este mundo hacen muchas veces ineficaz y vana la revelación de Dios. Los inteligentes y los sabios son aquí los maestros religiosos de ese tiempo, los escribas y los fariseos, conocedores de la ley y hábiles manipuladores de las tradiciones; poseyendo el conocimiento de la ley se convierten en opresores y cargan las espaldas de los pobres y de los ignorantes con pesos insoportables y ellos no los toman ni siquiera con un dedo.

Jesús, sin embargo, invita a todos los que están cansados y oprimidos, el yugo que le impone es dulce y ligero. Su yugo no es ligero porque sea menos exigente, sino porque es el mismo Jesús quien lo hace ligero con su solidaridad y concreta participación. Él, Jesucristo, es el primero de entre los pobres, de los sencillos, Él carga la cruz sobre sus espaldas y de esa manera hace soportable la cruz de quienes lo seguimos.

La ley del reino de Dios es la ley del más pequeño, del más pobre, Dios escoge a los humildes, a los simples y a los ignorantes, la corona de Jesucristo y del Padre son los pobres y sufrientes.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl