Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Comentario - Eucaristía del
- A
+ A

El cristianismo es revelación, Dios se revela y se comunica al hombre histórico. Esta revelación, como unión, se hace presente en la Historia, por medio del signo y de la Palabra, palabra y gesto, cuyo vértice lo encontramos en Jesús de Nazaret, la Palabra de Dios viviente y encarnada.

No es tanto el esfuerzo que hace el hombre por alcanzar y conocer a Dios, sino el acto de Dios que se da y une al hombre.

Cada palabra del Evangelio no es una palabra muerta, es una palabra viva que Dios nos dirige a cada uno de nosotros y que se hace presente en el hoy de nuestras vidas. El Evangelio no es solamente un relato sobre la vida de Jesús, sino que también es nuestra vida. El Evangelio nos contiene, nos envuelve. Es por eso que la liturgia de la Palabra no es una simple lección de moral, es la afirmación de la esperanza escatológica que se ha tenido desde los profetas. La Palabra de Dios, el Evangelio, proclama el cumplimiento de la voluntad salvadora del Padre en el hoy de la vida de cada asamblea.

La Palabra que viene de Dios, de Dios posee toda la potencia y la eficacia, ella interroga, provoca, consuela, crea comunión y salva.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl