Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Liturgia del Jueves 22 de Octubre de 2020
- A
+ A

Jueves de la vigesimonovena semana del tiempo ordinario

San Juan Pablo II, papa

Memoria obligada

Color: blanco

Antífona de entrada

El Señor lo eligió como sumo sacerdote, y abriendo sus tesoros lo colmó de bienes.

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios, rico en misericordia, que has querido que san Juan Pablo II, papa, guiara toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. Él, que vive y reina.

PRIMERA LECTURA

Los confines de la tierra verán la salvación de nuestro Dios.

Lectura del libro de Isaías   52, 7-10

¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación y dice a Sión: “¡Tu Dios reina!”

¡Escucha! Tus centinelas levantan la voz, gritan todos juntos de alegría, porque ellos ven con sus propios ojos el regreso del Señor a Sión. ¡Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén, porque el Señor consuela a su Pueblo, Él redime a Jerusalén!

El Señor desnuda su santo brazo a la vista de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación de nuestro Dios.

SALMO RESPONSORIAL  96, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 10

R/. Contad las maravillas del Señor a todas las naciones

Canten al Señor un cántico nuevo; canten al Señor toda la tierra. Canten al Señor, bendigan su nombre.

Proclamen día tras día su victoria. Cuenten a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones.

Familias de los pueblos, aclamen al Señor; aclamen la gloria y el poder del Señor; aclamen la gloria del nombre del Señor.

Digan a los pueblos: «El Señor es rey»; él afianzó el orbe, y no se moverá; él gobierna a los pueblos rectamente.

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO  : Jn 10, 14

Aleluya. Yo soy el buen Pastor- dice el Señor - conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

EVANGELIO

«Apacienta mis ovejas».

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 21, 15-17

Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?”

Él le respondió: “Si, Señor, Tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Apacienta mis corderos”.

Le volvió a decir por segunda vez: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”

Él le respondió: “Sí, Señor, sabes que te quiero”.

Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas”.

Le preguntó por tercera vez: “Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?”

Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: “Señor, Tú lo sabes todo; sabes que te quiero”.

Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, este sacrificio de tu pueblo, para que los dones ofrecidos a ti en honor de san Juan Pablo II, sean para nuestra salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión         Cf. Jn la, 11

El buen pastor dio la vida por sus ovejas.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor y Dios nuestro, te pedimos que estos sacramentos recibidos acrecienten en nosotros el ardor de ese amor que encendió a san Juan Pablo II, y lo impulsó a entregarse con todas sus fuerzas por el bien de la Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl