Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Eucaristía del Martes 22 de Septiembre de 2020
- A
+ A

Martes de la vigesimoquinta semana del tiempo ordinario
De los Santos Ángeles
Propuesta celebrativa
Color: verde

Antífona de entrada Sal 102, 20

Bendigan al Señor, todos sus ángeles, los fuertes guerreros que cumplen sus órdenes apenas oyen la voz de su palabra.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios nuestro, que ordenas admirablemente los oficios de los ángeles y de los hombres, te pedimos que nos protejan siempre en la tierra aquéllos que te asisten continuamente en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

Diversas sentencias.

Lectura del libro de los Proverbios   21, 1-6. 10-13

El corazón del rey es una corriente de agua en manos del Señor:

Él lo dirige hacia donde quiere.

Al hombre le parece que todo su camino es recto, pero el Señor pesa los corazones.

Practicar la justicia y el derecho agrada al Señor más que los sacrificios.

Los ojos altaneros, el corazón arrogante, la luz de los malvados: todo eso es pecado.

Los proyectos del hombre laborioso son pura ganancia, el que se precipita acaba en la indigencia.

Tesoros adquiridos con engaños son ilusión fugaz de los que buscan la muerte.

El alma del malvado desea el mal, él no se apiada de su prójimo.

El simple se hace sabio cuando se castiga al insolente, y asimila la ciencia cuando se instruye al sabio.

El justo observa la casa del malvado y precipita en la desgracia a los malos.

El que cierra los oídos al clamor del débil llamará y no se le responderá.

SALMO RESPONSORIAL   118, 1. 27. 30. 34-35. 44

R/. ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor!

Felices los que van por un camino intachable, los que siguen la ley del Señor.

Instrúyeme en el camino de tus leyes, y yo meditaré tus maravillas.

Elegí el camino de la verdad, Puse tus decretos delante de mí. Instrúyeme, para que observe tu ley y la cumpla de todo corazón.

Condúceme por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo puesta mi alegría. Yo cumpliré fielmente tu ley: lo haré siempre, eternamente.

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO   Lc 11, 28

Aleluya.

Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluya.

EVANGELIO

Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas   8, 19-21

La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero no pudieron acercarse a causa de la multitud. Entonces le anunciaron a Jesús: “Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren verte”. Pero Él les respondió: “Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican”.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te ofrecemos, Señor, este sacrificio de alabanza llevado a tu presencia por manos de los ángeles; y te pedimos que lo recibas con bondad y sirva para nuestra salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión Cf. Sal 137, 1

Te cantaré en presencia de los ángeles, Dios mío.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Renovados con el pan celestial, te rogamos, Padre, que fortalecidos por su eficacia, avancemos seguros por el camino de la salvación, bajo la fiel custodia de los ángeles. Por Jesucristo, nuestro Señor.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl