Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Comentario - Eucaristía del
- A
+ A

Justicia, una de las palabras clave de nuestro tiempo. Pero, ¿qué es esta justicia? Reconozcamos que muchas veces se limita a satisfacernos a nosotros mismos, y satisfacer también a todas aquellas personas con las que instintivamente nos identificamos. Si fuésemos lúcidos nos daríamos cuenta que nosotros mismos, muchísimas veces, oprimimos al otro con nuestros juicios y acciones, y otras tantas veces, en nombre de la justicia, multiplicamos las divisiones.

La explotación del pobre no es agradable a los ojos de Dios. Y los profetas del Antiguo Testamento lo consideran un criterio para juzgar el verdadero comportamiento religioso. Desde el tiempo de los profetas, Dios se presenta como un defensor de los pobres y los oprimidos.

Los bienes de la Tierra son propiedad de Dios, y los hombres no pueden apropiarse de ellos excluyendo a todos los demás de su uso. No se debe llegar a ser esclavo de la riqueza, y la mejor manera de exorcizarla es darle una parte a los más pobres.

Presentando la figura de un administrador fiel en lo poco –bienes terrenos- en confrontación con lo mucho –bienes celestes- Jesús insiste en la fidelidad en el administrar la riqueza espiritual que Dios nos ha dado.

En este domingo, pidámosle al Señor, comprender su exhortación para que de alguna manera aprendamos a compartir y ayudar al hermano.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl