Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago
 
 
 
Santo del Mes
Santa Juana de Arco, Virgen, Patrona de Francia
- A
+ A

30 de mayo

Nació en Domrémy Lorena el 6 de enero de 1412 Murió quemada en la plaza del Mercado de Rouen el 30 de mayo de 1431.

Fue canonizada por el papa Benedicto XV el 16 de mayo de 1920.

Procedía de una familia de agricultores acomodados. Jamás asistió a la escuela. La pequeña ciudadana era muy piadosa, amante de los pobres y alegre. A los 13 años “sintió voces y tuvo visiones” que la empujaron a liberar a Francia de los invasores ingleses. Después de la victoria, caída en manos de los ingleses, fue quemada viva como bruja y herética. Mantuvo intacta su virginidad –se le llamaba “la virgen de Orleans”- en un ambiente lleno de soldados y poco virtuosos; vive de intensa oración.

Los procesos de la condena y aquellos de su rehabilitación –veinte años después- muestran su vigorosa santidad y espiritualidad del todo moderna. Tiene su vocación al heroísmo de la santidad en el seno de aquello que constituye el tumulto y el ansía de poder humano.

De todas las historias de los santos, la de santa Juana de Arco es sin duda la más extraordinaria: una joven, campesina y sin estudios, a la cabeza de un ejército derrota a un aguerrido ejército, derriba fortalezas, corona a un rey y termina en la hoguera. Todo en el arco de dos años.

El papa Pío XII la ha proclamado patrona de Francia.


  • Catedral 1063, local 503, Santiago

    Teléfonos: +56 2 3278 0733 - +56 2 3278 0734

    Desarrollado por Iglesia.cl